By: | Tags: | Comments: 0 | octubre 28th, 2014

Tras el gran revuelo que ha levantado la reciente noticia que califica a la carne roja y a la carne procesada como cancerígenas, en el Hospital Dr. Gálvez hemos decidido recurrir a la fuente oficial para aclarar ciertos detalles y así poder prevenir posibles riesgos de forma efectiva. La noticia se crea a raíz del comunicado que transmite el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), que es el órgano de la OMS especializado en esta enfermedad. En este comunicado se recogían los resultados obtenidos tras la evaluación de la carcinogenicidad de consumo de carne roja y de carne procesada.

Lo más importante es lo que califica este organismo como carne roja y carne procesada, la carne roja hace referencia a todos los tipos de carne muscular de mamíferos, como la carne de ternera, cerdo, cordero, etc. Y la carne procesada se refiere a la carne que se ha sometido a un proceso de salazón, curado, fermentación, ahumado u otros para mejorar su sabor o su conservación. En esta categoría podemos encontrarnos de todo tipo de carnes, incluso subproductos cárnicos como la sangre.

En este mismo estudio, la evidencia científica en el análisis de factores cancerígenos en la carne procesada fue mayor que la obtenida con el análisis de la carne roja, según las clasificaciones de la IARC. Y, con respecto al tipo de cáncer, el colorrectal es el más asociado al consumo de estos productos, aunque también se han asociado al de páncreas y al de próstata.

Tras conocer los detalles oficiales sobre este tipo de carnes y su consumo, nuestro especialista en Endocrinología y Nutrición, el Dr. Antonio Luis Cuesta, nos ha aportado su visión profesional sobre el caso.

En primer lugar nos aconseja que ante estas noticias recurramos a la fuente oficial y nos informemos correctamente.

Además, ha hecho hincapié en las cantidades que hay que consumir, destacando que la clave está en el consumo con moderación. En este sentido, la OMS concluye que por cada 50g de carne procesadaconsumida a diario aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%.

El Dr. Cuesta también nos ha hablado sobre la dieta mediterránea, y en concreto sobre el abandono que estamos haciendo de la misma en nuestro país. En nuestra dieta el consumo de carne está muy regulado, de hecho se indica que la carne roja solo debe estar presente 2 veces por semana, y que el resto de carnes han de ser de ave.

Para concluir, el especialista en Endocrinología y Nutrición nos ha enumerado algunas las propiedades nutritivas de la carne roja más beneficiosas:

–    Es una de las fuentes de proteínas más completas y de mejor calidad
–    Nos aporta la gran mayoría de las vitaminas del grupo B, como la vitamina B1 o tiamina, y la B12
–    También la vitamina K, esencial para nuestro organismo
–    Contiene todos los aminoácidos más importantes
–    Hierro más fácil de absorber por el organismo que el de las plantas