“Una migraña no es un dolor de cabeza normal”

By: | Tags: | Comments: 0 | enero 21st, 2015

Hoy desde el Hospital Dr. Gálvez queremos compartir el caso de Mar Segura, una de las cuatro millones de personas en España que sufren crisis de migraña en su día a día. Mar nos cuenta que el dolor que provocala migraña no es un dolor de cabeza normal, es tan fuerte que incluso molesta la luz solar o cualquier ruido ambiental”, afirma la paciente.

En términos médicos, una migraña es una cefalea primaria caracterizada por un dolor pulsátil e intenso que se localiza en una o varias regiones de la cabeza. Este dolor, además, tiende a reaparecer tras un período de estabilidad y puede venir acompañado de náuseas, vómitos e hipersensibilidad fotovoltaica y sonora.

En el caso de Mar, las crisis de migrañas le provocan un fuerte dolor punzante en las sienes que la paciente describe como “un martillo taladrándole la cabeza”. En este sentido, las migrañas se dan de forma diferente dependiendo de cada persona, es por esto que se hace necesario establecer un tratamiento a medida que subsane las necesidades individuales de cada paciente. Así, existen distintas terapias para esta enfermedad que van desde  las farmacológicas hasta otras físicas y de comportamiento.

La paciente nos dice que si la medicación recetada no hace efecto lo ideal es ir a urgencias y, sobre todo, que allí te atiendan lo más rápido posible, ya que “es la única forma de aliviar ese dolor, y la ansiedad que provoca”, afirma la paciente.

Cada vez que Mar sufre uno de estos episodios acude al Hospital Dr. Gálvez y, en esta ocasión, nos relata cómo funciona el proceso de atención a un paciente con esta enfermedad:

“Una vez entro y doy la información en el mostrador de Urgencias, el médico me lleva directamente a la consulta en la que me toma la tensión, comprueba mis constantes vitales y realiza otras pruebas genéricas para personalizar el tratamiento”.

Ya en la consulta, al paciente se le administra su medicación habitual, a través de un pinchazo intramuscular, y oxígeno concentrado, considerado uno de los tratamientos más eficaces y seguros. Una vez recibido este tratamiento, llega la parte que Mar valora especialmente: “creo que uno de las ventajas del Hospital es que tras el tratamiento, te conducen a una habitación individual, a oscuras, sin ruido y con solo una camilla”. Se trata de una sala en la que, evitando las molestias, los pacientes deben esperar tranquilamente hasta que desaparezcan los síntomas por completo. “La enfermera entra cada cuatro minutos para comprobar cómo me encuentro y si me ha bajado la tensión”, nos dice Mar.

Cuando el paciente se siente mejor, recibe el alta médica acompañada de un informe con pautas a seguir como, por ejemplo, cómo actuar si el dolor continúa o si este va a más. En la última visita de Mar al Hospital, destaca la rapidez en la atención: “el tiempo total que estuve en el Gálvez fueron cuarenta minutos desde que entré hasta que salí por la puerta, de hecho, yo solicité el seguro privado que tengo a día de hoy únicamente por poder tratarme las migrañas en el Hospital Dr. Gálvez”, concluye la paciente.