“Tener un hijo es entrañable, y en familia, mucho mejor”

By: | Tags: | Comments: 0 | octubre 1st, 2015

Elegir el lugar en el que dar a luz a un hijo se convierte en tarea complicada cuando una madre y un padre quieren hacer que ese momento único sea perfecto en todos los sentidos. En ocasiones, la comodidad y el calor de un equipo médico y el ambiente del hospital al que acudimos influye de tal manera que acaba por convertirse en una parte real de la familia. Este es el caso de la familia Souvirón: 24 de sus miembros han nacido en Hospital Dr. Gálvez, generación tras generación.

“El nacimiento de un hijo es un acontecimiento entrañable y único y si estás en un ambiente familiar y lleno de sensibilidad es mucho mejor”.  Así de contundente nos cuenta Belén su experiencia en el hospital, donde dio a luz a sus cuatro hijos.  Una experiencia que también vivió su madre, quien tuvo a 4 de sus 7 hijos, entre ellos la propia Belén. “Al principio fue algo circunstancial, pero el trato cercano, familiar y lo bien que estuvimos en el hospital hizo que siguiéramos acudiendo allí para tener a los bebés de la familia”, afirma Belén. Incluso recuerda con cariño una anécdota en el nacimiento de uno de sus hijos: “me facilitaron una habitación en la que se veía toda la Catedral coincidiendo con el Día de la Victoria, porque les comenté que mis otros niños tenían muchas ganas de ver la procesión que salía ese día. Y así fue”, explica mientras sonríe.

De la siguiente generación, 17 miembros de la familia nacieron en el hospital malagueño, a tan sólo unos metros de la Catedral de Málaga. Incluso uno de ellos ya cuenta con descendencia: tres niñas que fueron recibidas por el equipo del hospital con gran cariño. “Ya no es sólo el trato, también es que al estar tan céntrico es muy cómodo para las visitas y tienen muchos detalles con los padres, especialmente los primerizos. La tercera de mis hijas nació también allí en 2013”, cuenta Agustín, uno de los sobrinos de Belén, quien ha aumentado la familia Souvirón con tres pequeñas.

Historias que se repiten año tras año, pero quedan grabadas en el recuerdo de los  profesionales y la directiva de un hospital que crece día a día en la vanguardia tecnológica sin olvidar los orígenes y valores que lo sostienen.