Técnicas para prevenir los pies planos, cavos y valgos en niños

By: | Tags: | Comments: 0 | abril 25th, 2016

En ocasiones, los pies de los niños pasan totalmente desapercibidos para los padres y madres. Y no debería ser así, pues también pueden ser fuente de anomalías y problemas que interfieran en su crecimiento y en su desarrollo psicomotor. Los pies planos, los pies cavos y los pies valgos son los problemas más frecuentes que nos encontramos en Hospital Dr. Gálvez. A continuación te detallamos qué son y cómo detectarlos.

Los problemas en los pies de tus hijos se pueden detectar a simple vista: ¿camina de forma extraña? ¿Siente dolores al caminar? ¿Sus pies adoptan posturas o apoyan de forma extraña? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es positiva, quizás tu hijo tiene algún tipo de anomalía en los pies.

Antes de adentrarnos en una descripción más detallada de cada una de estas anomalías, debes saber que durante los dos o tres primeros años de crecimiento el pie todavía se está desarrollando, por lo que no se podrá confirmar la existencia de esos problemas hasta pasada esa edad. A continuación, desde nuestra Unidad de Podología y Biomecánica describimos cada afección para informarte sobre métodos de prevención.

Pies planos

Es la anomalía más habitual. El pie plano se caracteriza porque la planta no presenta ningún tipo de curvatura (o la curvatura es mínima). La principal consecuencia que se deriva de ello es que el niño puede sentir un cansancio extra y dolores al caminar y al apoyar el pie.

Una de las principales preocupaciones de los padres y madres primerizos es que sus hijos tienen los pies planos. Y están en lo cierto. Pero no hay por qué preocuparse, ya que es habitual que el arco de los pies no empiece a ser visible hasta los cuatro o cinco años de edad.

En el caso de que el niño haya superado esa edad y los pies se mantengan planos se puede iniciar un tratamiento para corregir las molestias y los problemas mediante el uso de plantillas. También puede darse el caso de que a partir de los ocho años aparezcan los pies planos patológicos. Esta anomalía provoca rigidez e inmovilidad en el pie del niño. Aparte del uso de plantillas, en este caso, el tratamiento puede complementarse con una operación quirúrgica.

Pies cavos

Con los pies cavos ocurre totalmente lo contrario que con los pies planos: los pies del niño presentan un exceso de curvatura en el arco (también conocido como puente) de la planta del pie. El principal problema que genera es que la base de apoyo del pie es mucho menor y se produce una sobrecarga de peso en las zonas delantera y trasera del pie.

El tratamiento para los pies cavos consiste en el uso de plantillas que suelen incluir almohadillas o cuñas para aumentar la superficie de apoyo del pie. De esta forma, se reparte de forma equitativa el peso corporal en toda la planta del pie.

Pies valgos

Esta anomalía en la pisada de los niños se basa en que el pequeño apoya los pies en la parte interna del talón, lo que provoca que el tobillo se cargue hacia adentro y el talón, hacia afuera. La sensación visual de unos pies valgos es que el tobillo no tiene linealidad respecto a la pierna.

Es habitual que en niños de hasta tres años de edad aparezcan síntomas de pies valgos. Si una vez superada esa edad el problema persiste, el tratamiento adecuado es la corrección mediante plantillas.

 

La Unidad de Podología y Biomecánica de Hospital Dr. Gálvez ofrece un           servicio completo dentro de su especialidad: pogología pediátrica,                   papilomas, tratamiento ortopodológicos y soportes plantares, tratamientos     quirúrgicos, estudios biomecánicos de la marcha, podología deportiva,           quiropodología, procesos degenerativos y lesiones, etc.

En Hospital Dr. Gálvez te ofrecemos descuentos en distintos tratamientos de   cirugía para el pie: juanetes, dedos en garra, martillo o resorte. ¿A qué             esperas?, tan sólo tienes que dejarnos tu correo electrónico y te enviaremos   el bono con el descuento en el mismo momento. ¡Entra aquí!