Riesgos del verano para personas con cardiopatías

By: | Tags: | Comments: 0 | junio 8th, 2015

Con la llegada del verano y la proximidad de las olas de calor es momento de activar la alarma para todos aquellos grupos más vulnerables.  Estamos habituados a escuchar que los niños y los ancianos son personas con grandes riesgos en períodos de altas temperaturas. Sin embargo, en esta ocasión queremos hacer hincapié en otro colectivo que parece ser el gran olvidado y con el que se debe ser especialmente cuidadoso en estas situaciones: el de las personas con problemas cardíacos o cardiopatías.

Un alto porcentaje de las muertes producidas por olas de calor en verano están relacionadas con enfermedades cardiovasculares y respiratorias. En estos momentos en los que el mercurio parece subir y subir hasta límites insospechados, es crucial controlar más que nunca aspectos como la hidratación, la alimentación o el consumo de medicamentos.

Las personas con cardiopatías tienen un mecanismo menos eficaz para regular la temperatura de su cuerpo. Por ello es importante que no se expongan demasiado al sol ni a las altas temperaturas, ya que son más propensos a insolaciones.

Algunos de los síntomas más claros para saber que estamos a punto de sufrir un golpe de calor son mareos, dolores de cabeza, sed o sequedad en boca y labios. En el momento en el que se detecte cualquier mínimo aspecto de los anteriores es hora de ponerse a cubierto de las altas temperaturas y de ingerir mucho líquido.

Deshidratación y medicamentos

Otro aspecto a tener muy en cuenta es el de la deshidratación. Algunas personas con cardiopatías toman como tratamiento medicamentos que actúan como diuréticos. Cuando se producen situaciones de extrema calor hay dos problemas vinculados a los medicamentos y la deshidratación:

· Los medicamentos, al ser diuréticos, pueden provocar la deshidratación en situaciones de extrema calor

· Si se bebe mucha agua, los medicamentos pueden dejar de ser efectivos

Por tanto, es recomendable acudir al médico especialista para que reajuste las dosis durante los meses de verano si fuera necesario.

No podemos olvidar el aspecto de la alimentación. El verano es un período propenso a que se produzcan diarreas por una mala alimentación o debido al consumo de productos en mal estado a causa del calor. Estas diarreas pueden dar lugar a la pérdida de mucho líquido y a la posterior deshidratación. Lo ideal es incrementar el consumo de frutas y verduras y reducir la ingesta de sal, grasas y azúcares.

Cinco recomendaciones para una persona con cardiopatías

· Evitar estar en la calle en las horas de máxima calor (entre las 12:00 y las 18:00, especialmente)

· Reducir la intensidad del ejercicio físico, sobre todo cuando se practique al aire libre

· Cubrir la cabeza con una gorra o un sombrero, ya que la mayoría del calor corporal se pierde por esta zona

· Mantenerse hidratado en todo momento

· Evitar el consumo abusivo de alcohol: la ingesta de bebidas alcohólicas reduce la capacidad de nuestro cuerpo para efectuar una correcta termorregulación

Ante la proximidad de unos meses de calor como los que se avecinan, nuestro consejo es que el paciente acuda a su médico de confianza para que estudie su caso concreto y haga las recomendaciones y cambios necesarios en su rutina, tratamiento y dieta. En Hospital Dr. Gálvez encontrarás a los mejores profesionales en cardiología, así como las técnicas y metodologías más efectivas para tratar todo tipo de cardiopatías.