Practicar deporte contra el cáncer de mama

By: | Tags: | Comments: 0 | enero 26th, 2016

Hoy queremos compartir una investigación que ha llevado a cabo Geicam, el grupo líder en investigación en cáncer de mama en España. Esta investigación mantiene una estrecha relación con una de nuestras nuevas especialidades: la Unidad de Senología.

Las principales conclusiones del estudio epidemiológico que ha realizado el grupo de investigación son las siguientes:

  • El dato más relevante de esta investigación es que las mujeres españolas que hacen una vida sedentaria tienen un 71 % más de riesgo de desarrollar cáncer de mama frente a aquellas que practican deporte según las recomendaciones internacionales al respecto.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la población adulta debe realizar a la semana 150 minutos de ejercicio físico moderado. Ejercicio que puede organizarse en periodos mínimos de diez minutos, como puede ser andar a buen paso, o bien en 75 minutos de ejercicio intenso, como montar en bici.
  • Se ha demostrado que seguir una adecuada actividad física tiene un efecto preventivo sobre la aparición de este tumor en mujeres pre y postmenopáusicas. Esta cuestión resulta preocupante dada la incidencia de casos de sobrepeso y obesidad registrados en España y la prevalencia de la inactividad física, que continúa aumentando con el paso de los años.

Geicam quiere centrar este año una línea de investigación en los beneficios del ejercicio en la evolución del cáncer y generar una red de especialistas en ejercicio físico oncológico pautado y controlado para prevenir y reducir los efectos secundarios de los tratamientos. En este sentido, han preparado esta infografía sobre el ejercicio físico oncológico, conceptualizado para reducir o prevenir los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos:

En la investigación, han participado 23 hospitales españoles de nueve comunidades autónomas, y 1.017 mujeres de entre 18 y 70 años recién diagnosticadas de cáncer de mama, así como otro grupo de mujeres sanas.

Resulta interesante que, en la mayoría de los estudios de este tipo, las mujeres que participan son postmenopáusicas, pero en esta investigación el grupo de premenopáusicas era casi del 50 %, lo que ha permitido establecer el efecto del ejercicio en ambos grupos de mujeres.

El ejercicio, según el estudio, tiene mayor efecto protector en las mujeres premenopáusicas que en las postmenopáusicas, que necesitan hacer un ejercicio más intenso para obtener el mismo nivel de protección. De hecho, el exceso de riesgo de padecer esta enfermedad, es de casi el doble entre las premenopáusicas.

Además, en otro estudio presentado, se complementa la información indicando que, los cambios de dieta alimenticia, con disminución de grasas e incremento de vegetales, provocan un aumento en la supervivencia de pacientes de cáncer de mama.

Pero, además, la investigación se centra en conocer las alteraciones genómicas de los tumores de las pacientes al inicio del diagnóstico, pero también cuando reaparece con metástasis porque éstas pueden cambiar.