Los trucos definitivos para que tus hijos coman de todo y bien

By: | Tags: | Comments: 0 | septiembre 11th, 2015

Uno de los grandes desafíos que plantean los niños desde muy pequeños es la alimentación. Es a partir de los 2 años de edad cuando comienzan a dificultar la hora de comer, negándose a abrir la boca, a tragar y a comer en general. El motivo es puramente psicológico, ya que saben que así conseguirán llamar la atención sobre las personas clave, sus padres.

Las frases “eso no me gusta” o “eso no me lo quiero comer” son de las que más se escuchan en una cocina con niños pequeños, de hecho, está demostrado que el 90% de los niños pasa al menos una etapa en la que no quieren comer de forma equilibrada. En este sentido, el control de la alimentación durante el primer año del bebé es la clave, ya que si en este periodo conseguimos sentar las bases de una alimentación sana y equilibrada, nos será más fácil mantenerla en los próximos años.

Desde el Hospital Dr. Gálvez, y concretamente desde sus unidades de Pediatría y Nutrición, queremos compartir con todos los papás y las mamás varios trucos con los que conseguiréis que los más pequeños de vuestra casa coman de todos los alimentos y de una forma equilibrada.

Lo primero, sé positivo

Intenta no frustrarte cuando se den este tipo de situaciones, tu hijo no debe notar tu enfado. Además hay que felicitarle cuando come bien y cuando prueba algo nuevo, hay que reforzar las conductas positivas y no centrar la atención en las negativas.

Disfraza la comida

¡La creatividad al poder! Haz un collage con las verduras, ponle formas de animales, de caras sonrientes y coloridas, etc. Se trata de servir las comidas que menos les gustan de una forma atractiva, también puedes introducir ingredientes que sí que les gusten para ciertos detalles, y así podrán cambiar de un ingrediente a otro hasta terminar el plato.

Cocina con tus niños

Aficiona a tus hijos al mundo de la cocina, los niños son entusiastas por naturaleza, van a querer apuntarse a casi cualquier actividad que sea nueva para ellos. Este es uno de los trucos que mejor funciona, resulta increíble ver como al participar en la preparación de una comida aumenta su interés y su apetito por la misma. Este truco también es muy efectivo porque querrán saber cuál es la opinión de los críticos culinarios (o sea papás y mamás) acerca del plato que ha preparado.

Haz ‘comida basura’ sana

La comida basura es la perdición de los más pequeños, pero ¿sabías qué imitando sus formas puedes conseguir que la tuya también sea su perdición? Se trata de realizar en casa recetas sanas utilizando los productos habituales de la comida rápida, por ejemplo hamburguesas de ternera y espinacas, pizza vegetal con jamón serrano, lagrimitas de pollo o pavo, y muchas opciones más.

 

Si creamos unos buenos hábitos alimenticios en nuestros niños conseguiremos prevenir la obesidad y otros problemas como la anemia, el cáncer de colón, la diabetes, etc. Y es que una buena salud comienza con la mejor alimentación.