Los consejos más útiles para volar con niños

By: | Tags: | Comments: 0 | diciembre 18th, 2015

Más de un 70% de los turistas en España planean sus vacaciones en torno al ocio, al turismo y a las visitas a familiares y amigos. Es por esto que, aprovechando las fechas navideñas, hemos preparado unos consejos útiles a la hora de volar con los pequeños, para hacer esta tarea lo más sencilla posible.

Viajar en avión

El avión es un sistema de transporte rápido y cómodo, pero cuando viajas con niños pequeños puede ser estresante. Por ello las propias aerolíneas ofrecen servicios especiales para hacer el vuelo más agradable.

Además, se pueden seguir estos consejos. Por ejemplo, durante el momento del despegue y el aterrizaje, un biberón o un caramelo, en función de la edad, evitarán el dolor de oídos por el cambio de presión atmosférica. ¡También pueden inflar globos!

El aire seco del avión puede dañar al niño, por lo que es recomendable darle de beber con frecuencia. También llevar ropa cómoda y alguna muda, así como bolsas para los vómitos. Si el niño tiene tendencia a marearse, es mejor que no coma demasiado antes del vuelo.

Si un bebé tiene problemas crónicos de corazón o de pulmones antes de un viaje hay que consultar previamente con el pediatra, al igual que si el vuelo se desarrolla en el transcurso de dos semanas de una infección de oídos.

Prevención

En un viaje internacional conviene comprobar que el niño está al día de las vacunaciones y ver si necesita alguna adicional para el viaje. Para ello, hay que visitar al médico. Pide cita en nuestro servicio de Pediatría y te informaremos de cuáles son las más adecuadas en función del niño y el lugar a viajar.

También es recomendable ir ajustando con antelación los horarios de sueño del pequeño para evitar en la medida de lo posible que le afecte el jet lag y promover la actividad en las horas de luz una vez en el destino para que se ajuste lo antes posible.

Botiquín

Al viajar fuera de la UE es recomendable contar con un seguro privado para los más pequeños que les asegure una atención médica en el destino. Además, debemos llevar un botiquín con los medicamentos más habituales para resfriados o fiebre. En caso de tener dudas sobre qué llevar, lo mejor es consultar siempre con un profesional.

En bueno llevar un antipirético analgésico como el paracetamol o el ibuprofeno, termómetro, un antibiótico de amplio espectro, gasa y tiritas, tijeras y pinza, antiséptico, crema solar, repelente de insectos, crema para picaduras, suero fisiológico, sobres de rehidratación o cremas hidratantes. Todo ello sin considerar las necesidades específicas de cada niño como alergias.

Tarjeta Sanitaria Internacional

A través de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), con validez de un año, la asistencia sanitaria está garantizada en toda la UE. Este documento acredita el derecho a ser atendido en el territorio del Espacio Económico Europeo o Suiza, de acuerdo con la legislación del país de estancia. No es válida cuando el fin del viaje sea recibir tratamiento médico, pero sí en caso de turismo o estudios. Se puede solicitar en esta web: www.seg–social.gov.es