Lesiones habituales en los portadores de tronos

By: | Tags: | Comments: 0 | marzo 29th, 2018

Los portadores realizan un esfuerzo físico considerable durante la procesión significándose el trabajo que realiza la musculatura general y muy específicamente sobre los glúteos, musculatura cervical, abdominales y los cuadriceps. Obtener un tono muscular adecuado previa a la procesión será un trabajo individual de cada uno de los portadores que les ayudará y que deberá realizar asesorado por profesionales de la salud y entrenadores deportivos para corregir la alineación postural y conseguir un tono muscular adecuado.

No podemos olvidar que siempre será necesario realizar un reconocimiento médico previo para conocer el estado físico de cada portador centrándose principalmente en conocer el estado del aparato locomotor y cardiorespiratorio. También es aconsejable realizar una prueba de esfuerzo.
La preparación física del portador realizada durante los meses anteriores a la procesión será fundamental para luchar contra la fatiga el día de la procesión y la posible aparición de lesiones como lumbalgias, epicondilitis, cervicalgias, contracturas y las lesiones de tobilla o rodilla.

Una vez terminada la procesión el portador deberá realizar ejercicios de estiramiento para realizar una disminución del esfuerzo muscular paulatino y de esa forma evitar lesiones. Es también es aconsejable aplicar frío en la musculatura tras el esfuerzo.