Las técnicas más efectivas para dormir a tu bebé

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 16th, 2015

Una de las preocupaciones más habituales a la que hacen referencia las mamás y los papás viene dada a la hora de dormir a sus pequeños. En Hospital Dr. Gálvez, donde hemos asistido más de 60.000 nacimientos durante nuestros 120 años de historia, conocemos muy bien lo difícil que puede llegar a ser el hecho de dormir a un recién nacido. Y es que los motivos por los que un bebé no consigue o no quiere dormir pueden ser muy variados y difíciles de identificar. Por esto, a continuación presentamos brevemente algunos de estos motivos:

Falta de orden en el sueño durante los primeros meses provocado por la confusión entre el día y la noche.

– La alteración del sueño por el aprendizaje de habilidades es otro de los motivos principales, en este caso, los cambios en los ritmos de sueño cesarán cuando el bebé haya aprendido a dominar la nueva destreza, como puede ser gatear o caminar.

– Otro motivo que provoca la falta de sueño es la angustia o miedo ante la separación de sus padres y madres. El bebé suele manifestar este miedo cuando su madre o su padre abandonan la habitación donde duerme.

– Otros motivos que pueden provocar el trastorno en los ritmos de sueño de nuestros pequeños pueden ser los cambios en la rutina de la vida cotidiana, enfermedades y molestias que puedan afectarles, la hiperactividad, etc.

Sin más, desde la Unidad de Pediatría del Hospital Dr. Gálvez vamos a pasar a daros algunos consejos que os ayudarán en la complicada tarea de dormir a vuestros bebés. Hay que tener en cuenta que, aunque la efectividad de estos métodos ha sido probada, cada bebé tiene sus propios ritmos y sus propias técnicas para influir en estos, de manera que te aconsejamos que pruebes con el que mejor se adapte a su forma de ser. Algunos métodos son los que siguen:

Pasar un rato en la cama con tu pequeño, contarle un cuento, cantarle una nana u otra canción que le guste, incluso hacer ruidos suaves y monótonos con la lengua, los labios o cualquier instrumento improvisado.

Regular el tiempo de siesta por la tarde para que dedique más tiempo a dormir por la noche.

Crear una rutina con las horas de sueño, intentando hacerlas coincidir diariamente para acostumbrar al organismo a esa conducta.

Masajes infantiles o caricias, no se trata de seguir un método de masajes sino de acariciar y tocar a tu pequeño hasta que se relaje completamente, la espalda, la cara, la barriga, las mejillas, es buena cualquier parte del cuerpo con la que él se sienta cómodo.

– También existen algunos métodos más tradicionales como mecer la cuna en la que duermen, envolverle con mantas para proporcionarle calor o, por supuesto, tener sus necesidades de alimentación e higiene cubiertas.

Que tu bebé duerma bien significa que vosotros rindáis aún mejor durante vuestro día a día, por lo que esperamos que estos métodos y consejos puedan serviros para crear un hábito de sueño ordenado en los más pequeños de la casa, lo que se traducirá en unos ritmos de sueño saludables.