La cirugía estética aumenta la calidad de vida

By: | Tags: | Comments: 0 | febrero 26th, 2015

Salir de un hospital tras una operación de cirugía estética no es el fin de los beneficios de ésta. Es sólo el principio.

La cirugía ayuda a solucionar una gran cantidad de problemas físicos. Lo que mucha gente no conoce es que también supone un aumento muy importante en el nivel de autoestima de la persona. Si el nivel de autoestima es alto, la seguridad en uno mismo incrementa y, por tanto, la calidad de vida mejora notablemente.

Un estudio de la Universidad de Florida demostró que las mujeres entre 21 y 57 años que se someten a operaciones de cirugía estética consiguen tener una actitud mucho más positiva ante la vida tras una operación de aumento de pecho. Esa mejora se debe al hecho de verse más atractivas y gustarse más a sí mismas, es decir, al aumento de la autoestima, lo que repercute directamente en la actitud y en la felicidad de una persona. Hay que tener muy claro que pasar por el quirófano no soluciona un problema psicológico grave, pero puede suponer una inyección de positividad y autoestima.

La cirugía estética tiene múltiples beneficios y queremos destacar los siguientes:

  • Aumento de la autoestima: el aumento de seguridad en uno mismo ayuda a ‘quererse’ más y sentirse mejor en general.
  • Mejores relaciones sociales: ese incremento de autoestima nos hace ser más sociables y mejora la relación que tenemos con los demás.
  • Vida sexual más satisfactoria: un nivel alto de autoestima nos hace sentirnos más atractivos y más seguros en el terreno sexual.
  • Éxito laboral: las personas que se gustan a sí mismas y tienen confianza en lo que hacen, consiguen trabajo de forma más fácil.
  • Mayor calidad de vida: Todos los beneficios anteriores repercuten en un incremento en la calidad de vida y la felicidad personal del individuo.​

Rejuvenecer el cuerpo y la mente

En Estados Unidos los mayores de sesenta años acuden cada vez con mayor frecuencia a la cirugía plástica. El motivo para hacerlo es sociopsicológico, ya que les ayuda a ver en el espejo la edad que sienten que tienen. Suelen ser personas activas, sanas y que desean verse más jóvenes porque es así como se sienten. Este hecho hace además que la sociedad los vea del mismo modo y perciba su verdadera identidad.

Cuando una persona se enfrenta a un problema lo hace sentir inseguro y provoca rechazo social, la cirugía estética es una opción que, de la mano de los profesionales adecuados y tras una evaluación adecuada, puede dar solución a muchos casos y mejorar notablemente la vida de la persona y de su entorno.