Evitemos la deshidratación de los pequeños

By: | Tags: | Comments: 0 | Julio 10th, 2017

El verano es sin duda la etapa en la que dedicamos más tiempo al ocio, al entretenimiento y por ende cuando más salimos con nuestros hijos a disfrutar en la calle. También es el momento en el que la hidratación de nuestros hijos tiene que estar controlada y vigilada. Los más pequeños de la casa son los que más necesitan de una hidratación cuidada ya que también son quienes más rápido pueden sufrir una deshidratación. Un bebe debe beber entre 50-60ml por cada kilo de peso y se recomienda a los padres que no esperen a que los pequeños pidan agua sino que es conveniente que tomen líquidos cada dos horas (agua, lácteos, zumos naturales, etc…).

La deshidratación en verano es uno de los problemas de salud a los que debemos poner remedio con acciones del día a día que cuidaran de no padecerla a nuestros hijos. Cuando salgas con tus hijos a la calle es conveniente cubrirles con gorras, pañuelos o sombreros y por supuesto gafas de sol. Debemos elegir la ropa que les ponemos intentando que sean tejidos muy transpirables como puede ser el lino. El uso de protector solar no debe aplicarse únicamente cuando vamos a la playa o a la montaña en verano. El protector solar (no utilizar en bebes de menos de 6 meses) y es conveniente que tenga un factor de protección superior a 20 SPF. Además debemos recordar que la piel de los más pequeños es muy sensible y no bastará con la aplicación del protector solar, es conveniente a última hora proceder a hidratar la piel con una crema o leche hidratante. Es necesario recordar que un niño de menos de 4 año no debe estar expuesto al sol.

La actividad física con nuestros hijos debe realizarse fuera del horario de mayor intensidad solar (de 11 a 18horas) dejando la realización de deporte para primeras hora de la mañana o al finalizar la tarde. Cuando hacemos deporte es importante siempre tener el agua cerca para mantener la hidratación.

Cómo podemos saber si nuestro bebe sufre deshidratación. Generalmente uno de los principales síntomas es la elevada temperatura del Bebé, además lleva horas sin mojar el pañal y notamos que el niño está sin energía, como aletargado. En todo momento debes acudir inmediatamente a tu hospital o centro de urgencias.

 

Leave a Reply