“En la proctología, la cirugía láser en el día es el tratamiento definitivo para resolver sus enfermedades”

By: | Tags: | Comments: 0 | febrero 2nd, 2014

Hasta un total de 36 son las unidades médicas altamente especializadas que el Hospital Dr. Gálvez pone a disposición de todos los pacientes. Desde alergología hasta urología, pasando por multitud de campos en los que siempre se trabaja con los medios más eficaces y avanzados. Prueba de ello es la labor que desde hace años viene realizando el doctor Francisco Díaz Yanes, especializado en cirugía general y digestiva.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid en 1974, Díaz Yanes, quien desde 1977 se dedica a la proctología, introdujo en su trabajo el láser de dióxido de carbono (CO2), y su labor es tan prestigiosa y profesional, que recibe las operaciones que otros centros de la provincia no pueden realizar.

A día de hoy, el de CO2 es uno de los más antiguos láseres de gas, desarrollado por Kumar Patel en los Laboratorios Bell en 1964, y aún en la actualidad cuenta con un gran número de aplicaciones, pues tiene un alto poder y resulta sumamente eficaz.

Debido a su elevada potencia, combinada con un coste razonable, el láser de CO2 es usado con frecuencia en el sector industrial para realizar diferentes tipos de cortes y soldaduras. Del mismo modo, aunque usándolo con mucha menos potencia, se emplea también para hacer grabados. Pero su uso más destacado se encuentra en el campo de la cirugía, ya que se trabaja en una longitud de onda que es muy bien absorbida por el agua, y por tanto, por los tejidos vivos.

Empleando esta tecnología, y otras de última generación, el doctor Díaz Yanes se dedica muy activamente a la cirugía láser, de modo que fue el primer cirujano que en el año 1994 introdujo en Europa la cirugía con swift láser de CO2 en las enfermedades de ano y recto. Gracias a ello, se ha convertido en uno de los cirujanos más prestigiosos y con más experiencia de todo el globo, con más de 3000 intervenciones realizadas en este ámbito.

Así, a lo largo de los años han sido miles los pacientes que han pasado por sus hábiles manos y que han quedado plenamente satisfechos con los excelentes resultados. Esto se debe a que Díaz Yanes proporciona una recuperación postoperatoria muchísimo más rápida, con mucho menos dolor que el ocasionado por la cirugía tradicional y con una vuelta a casa que se realiza en sólo unas horas.

Enfermedades muy comunes

Y es que en palabras de Díaz Yanes: “En la proctología, la cirugía láser en el día es el tratamiento definitivo para resolver las enfermedades del ano”. De este tipo de dolencias, las hemorroides, fisuras y fístulas son las más conocidas, ya que resultan muy frecuentes, de modo que hombres y mujeres las padecen por igual. Según todas las estadísticas, más de la mitad de la población ha sufrido alguna de ellas pasados los 35 años. En realidad, este tipo de males vienen afligiendo a la humanidad desde tiempos inmemoriales, pero a pesar de esta frecuencia, muchas personas son reticentes a acudir a un médico especialista en la materia. Por ello hay un gran número de pacientes que sufren estas enfermedades durante mucho tiempo, por temor al examen médico y al tratamiento. ¿Quién no conoce las historias de postoperatorios terribles o de enfermos que han sufrido múltiples intervenciones sin que su problema haya sido solucionado correctamente?

El doctor Francisco Díaz Yanes, especialista en cirugía general y digestiva, lleva más de 30 años dedicado a la proctología, y ha realizado miles de intervenciones quirúrgicas en pacientes con este tipo de patologías con excelentes resultados. Gracias a ello se ha convertido en el cirujano con más experiencia en el mundo en cirugía proctológica con láser de CO2.

Así mismo, tiene una gran experiencia en la cirugía de reparación de esfínteres anales dañados, en la corrección de la incontinencia anal, en las estenosis o estrecheces de ano y en la resolución de fístulas complicadas o multioperadas con técnicas especiales, que resuelven el problema sin necesidad de cortar los esfínteres anales, conservando de este modo la continencia anal.

Pero el láser no es una varita mágica, es decir, no opera por sí solo. Por ello, para obtener los resultados esperados y erradicar la enfermedad, conservar una función esfinteriana normal y tener un postoperatorio mucho menos doloroso, incluso prácticamente indoloro en muchas ocasiones, es de gran importancia para el paciente acudir a un proctólogo de experiencia, tanto en la cirugía que nos ocupa como en los conocimientos de la física del láser y en la interacción de la luz y los tejidos humanos.

El láser de CO2 emite una luz con unas características especiales y de una longitud de onda de 10.600 nanómetros que es absorbida selectivamente por el agua de los tejidos. La energía se transforma en calor, vaporizando al instante las células, lo que nos permite eliminar capa a capa los tejidos de forma selectiva, sin afectar a las estructuras que rodean las zonas destruidas.

Estas y otras propiedades de la luz láser ofrecen las siguientes ventajas:

– Escaso dolor. No deja escara en las heridas, como ocurre en otras técnicas, y por lo tanto la inflamación es mucho menor.
– Mínimo o nulo sangrado durante la intervención.
– Heridas más pequeñas.
– Cicatrización más rápida.
– Recuperación más corta.

Todas estas ventajas hacen que los pacientes puedan ser dados de alta del hospital entre las 6 y las 24 horas siguientes a su ingreso (cirugía en el día). Por otra parte, la del doctor Díaz Yanes es la única unidad en Málaga que realmente opera con láser toda la cirugía de las enfermedades del ano. La razón es simple, pues es la única que cuenta con los láseres de CO2, así como con una gran experiencia en esta cirugía.

Debido a todo ello, si usted padece alguna de estas enfermedades del ano, no debería dudarlo y visitar a este colaborador del Hospital Dr. Gálvez, cuya consulta está ubicada en Calle Císter, número 11, 1º derecha.