Dr. Cuesta: ‘Las patologías más habituales son diabetes, dislipemia, trigliceridemia, patología tiroidea,…’

By: | Tags: | Comments: 0 | julio 21st, 2014

Hoy hemos entrevistado al Dr. Antonio Luis Cuesta, Licenciado en Medicina y Cirugía y con título de Médico Especialista en Endocrinología y Nutrición. Actualmente forma parte del equipo de profesionales del Hospital Dr. Gálvez, y además de ejercer como Especialista, lidera un grupo de investigación en Dinamarca que se dedica al estudio de la genética de la diabetes. A continuación os dejamos las respuestas a las distintas preguntas sobre su especialidad.

1. ¿Cuáles son las patologías más habituales que se tratan en su especialidad?

Las que nos encontramos normalmente son las siguientes:

  • Diabetes tanto la de tipo 1 como la 2, aunque sobre todo la de tipo 2 ya que es la más prevalente
  • La Dislipemia, y concretamente los tratamientos para reducir el colesterol alto
  • Trigliceridemia, es decir, la existencia en sangre de un alto nivel de triglicéridos
  • Patología tiroidea, sobre todo hipotiroidismo, que se da de forma más habitual que el hipertiroidismo
  • Y patologías nutricionales, que son principalmente las relacionadas con la pérdida de peso
  • También nos podemos encontrar con una patología menos habitual como son por ejemplo las patologías suprarrenales

2. Se sabe que son más de 5 millones de personas las que padecen Diabetes en España, ¿ha notado usted alguna mejora en el diagnóstico o en los tratamientos para este tipo de enfermedad en el tiempo que lleva ejerciendo?

Por supuesto, han mejorado muchísimas cosas en lo que se refiere al tratamiento de estas patologías. Un ejemplo anecdótico que recuerdo es que cuando yo empecé hace 30 años, la diabetes tipo 1 era una patología que daba mucha lata, tanto a pacientes como a médicos.  Y aún no se había descubierto la hemoglobina glicada, un método para controlar los niveles de glucosa o azúcar en la sangre. Así, al haber tan pocas medidas de control, los pacientes se tomaban a la ligera las indicaciones del médico excepto la semana antes de acudir a su consulta, en este tiempo cuidaban su alimentación comiendo pocos alimentos con azúcar y pocos carbohidratos. Así, cuando se realizaban las pruebas no aparecía que tuvieran niveles preocupantes de glucosa, pero eran personas que sufrían complicaciones médicas muy regularmente.

La llegada de la hemoglobina glicada fue el chivato que permitió saber verdaderamente el nivel de glucosa en sangre del paciente.

Otro aspecto a destacar en el tratamiento de la diabetes es el avance en la insulina, ya que a día de hoy podemos encontrar varios tipos de ésta, para ser utilizada según las necesidades del diabético.

3. Y en los pacientes, ¿ha notado usted cambios en la manera de afrontar este tipo de enfermedades?

Por supuesto. Antiguamente comunicar a una persona que padecía de diabetes era toda una tragedia, ya que el paciente se estigmatizaba a todos los niveles y la familia ya no lo dejaba prácticamente ni respirar. Era algo que el paciente acababa llevándolo mal, también en parte porque las consecuencias eran peores a las que hay ahora.

Los pacientes con diabetes de hoy en día luchan contra la diabetes con mucha más naturalidad, y desde un principio son conscientes de que su estilo de vida tiene que cambiar, sabiendo qué alimentos pueden comer y cuáles no, cómo deben cocinarlos y comerlos, etc. En general, los pacientes están por delante, están muy avanzados y son conocedores de todos los aspectos de la patología.

Además los individuos que tienen en su familia algún familiar con diabetes, son activos en la prevención de la misma ya que saben que tienen un factor hereditario muy importante.