Diez consejos para que tu embarazo de verano se desarrolle con total normalidad

By: | Tags: | Comments: 0 | septiembre 18th, 2015

Hidratarse,  adaptar la dieta o usar ropa adecuada son algunas de las claves para mitigar los efectos de un embarazo avanzado en verano

A las incomodidades habituales de un avanzado estado de gestación se une en estas fechas el mayor contratiempo del verano: el calor. Para mitigar las molestias del embarazo y evitar cualquier problema añadido, te ofrecemos un decálogo de consejos para que superes esta época del año en las mejores condiciones posibles:

1. Hidratarse

Tomar mucha agua es fundamental para hidratar el cuerpo y evitar la retención de líquidos en el organismo. En este sentido, el Dr. José Espejo, médico ginecólogo del Hospital Galvez, asegura: “En el caso de las embarazadas existe un mayor riesgo de infección de orina, por ello beber mucha agua es importante para evitar la concentración de la orina. Entre dos y tres litros diarios de agua es lo recomendable. Además de otros líquidos como zumos o tés”.

2. Tomar un desayuno completo

El desayuno es la comida más importante del día, por lo que es fundamental que  las embarazadas tomen un desayuno completo que les aporte la energía que necesitan para el resto del día evitando un exceso de fatiga. Debe incluir cereales y lácteos.

3. Practicar ejercicio moderado

El ejercicio perfecto para las mujeres embarazadas en verano es la natación.  Ayuda a controlar el peso durante la gestación y a reducir la presión sobre el nervio ciático.

Según el Dr. Espejo: “Bañarse en el mar o en la piscina no entraña ningún riesgo para la gestante, el tapón mucoso no se ve afectado. La única precaución que se debe tomar es no permanecer mucho tiempo con el bañador mojado tras el ejercicio, para evitar la aparición de hongos”.

4. Frutas, verduras y hortalizas

Una tarea muy importante para la gestante es seleccionar los alimentos que contengan todos los nutrientes y vitaminas que necesita en su estado pero que, a su vez, le proporcionen la hidratación necesaria. Frutas de temporada, verduras y hortalizas en ensalada son alimentos clave.

5) Adaptar la dieta

Evitar las comidas copiosas es esencial, sobre todo por la noche, para favorecer el descanso. Hay que elegir alimentos fáciles de digerir y de alto valor nutritivo y energético.

6) Usar ropa ligera

Es importante utilizar ropa ligera, cómoda y que no suponga ninguna molestia. Selecciona piezas de algódon, seda y lino de origen orgánico, y evita las materias sintéticas.

7) Cuidar la piel

Lo cambios hormonales durante el embarazo pueden provocar alteraciones en la piel, predisponiéndola a una mayor sensibilidad. Por ello no debes olvidar proteger y cuidar la piel hidratándola a diario.

8) Evitar exposiciones al sol

Tal y como el Dr. Espejo nos confirma: “La gestante es más propensa que otras mujeres a desarrollar melasmas (manchas en la piel). Por ello, hay que evitar la exposición prolongada al sol en la medida de lo posible, sobre todo en horas centrales del día, y aplicar protector solar de factor elevado”.

9) Modificar los hábitos

Para evitar una sensación de fatiga excesiva, es esencial cambiar algunos hábitos cotidianos. Realizar tareas en el exterior a primera o última hora del día y ducharse con mayor frecuencia, son dos opciones recomendables.

10) Descansar

El Dr. Espejo afirma que “durante el verano las bajadas de tensión pueden ser más habituales por el calor, lo que puede provocar sensación de mareo y palpitaciones en la mujer embarazada durante el día”. Por ello, además de hidratarse todo lo necesario, el descanso debe ser una prioridad en la vida de la embarazada.