Diez consejos para proteger la piel del sol este verano

By: | Tags: | Comments: 0 | junio 3rd, 2014

Desde el Hospital Gálvez tenemos la firme convicción de que el sol y nuestra piel forman una combinación con la que se debe tener mucho cuidado. En este post queremos que tengas conocimiento de la importancia de la tomar medidas de prevención frente a los efectos de tomar el sol. Te facilitamos diez claves para hacerlo.

Se debe tener en cuenta que la piel es el único órgano que está continuamente en contacto con el exterior y que,  además, es el encargado de protegernos de agentes externos como el calor, el frío, el aire, algunas bacterias, etc. Asimismo, tiene la capacidad de alertar ante diversas enfermedades a través de cambios en su color, en su textura, etc.

Por lo tanto, la piel tiene una funcionalidad muy variada, que puede verse afectada si no adoptamos una serie de medidas protectoras ante uno de los agentes externos que más la perjudica: el sol. Para ello, desde el equipo de profesionales de la Unidad de Dermatología del Hospital , proporcionamos diez consejos verdaderamente útiles para proteger la piel durante este verano:

1. Evitar el uso de productos para el cuidado corporal que contengan alcohol y/o perfumes, ya que pueden provocar manchas en nuestra piel.

2. Se debe procurar mantener la piel hidratada y limpia. No usar maquillaje excesivamente.

3. La elección de la protección solar también es clave. Se recomienda un Factor de Protección Solar (FPS) por encima de los 30 puntos siempre.

4. La aplicación de los productos debe hacerse al menos media hora antes de comenzar la exposición solar. También se debe repetir la aplicación del protector después de un baño, o si nuestra sudoración es excesiva.

5. Las primeras exposiciones solares del año deben ser breves e ir aumentando el tiempo progresivamente, comenzar por 10 minutos y aumentar en 5 por cada día.

6. Aunque resulte tópico, no se deben usar protectores solares del año anterior, debido a que normalmente se almacenan en lugares sobrecalentados, lo que provoca que su efecto disminuya.

7. En pleno verano, se deben evitar las exposiciones solares entre las 12 y las 16 horas, ya que es en esta franja cuando las radiaciones solares inciden de forma más agresiva.

8. Otro detalle muy importante es estar siempre bien hidratado, es decir, ingerir abundante líquido, a ser posible agua, para compensar la pérdida que se produce del mismo.

9. Igualmente, es recomendable utilizar cremas que hidraten nuestra piel después de ducharnos, para mantener la hidratación que nos haya aportado esa ducha.

10. Por último, se deben proteger algunas zonas de nuestro cuerpo y nuestro rostro, como la cara, el cuello, los ojos, la cabeza, el pecho, las orejas, etc

Si queréis saber algunos consejos más, o si simplemente queréis ampliar información sobre algún detalle concreto, la Academia Española de Dermatología y Venereología tiene una amplia variedad de artículos muy interesantes.