¿Cuál es la talla ideal para un aumento de pechos?

By: | Tags: | Comments: 0 | septiembre 15th, 2014

Esta es una pregunta que toda persona que desea someterse a una operación de aumento de pechos debe hacerse: ¿qué tamaño de prótesis es la ideal para la talla de pechos que deseo tener? Y de hecho, esta es una de las consultas que más se realizan en las consultas de cirugía estética.

Para resolverla, desde el Servicio de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital Dr. Gálvez, hemos recurrido a la auténtica descripción de las operaciones de aumento mamario y así conocer los factores que se deben tener en cuenta a la hora de elegir las prótesis. En esta post se detalla que el objetivo de esta operación es mejorar el tamaño y la forma del pecho a través de la búsqueda de la proporción que mejor se adapta a la estructura del cuerpo en cuestión.

En este sentido, no debemos guiarnos por los gustos personales únicamente. La mejor garantía para obtener el tamaño idóneo para las prótesis de pecho consiste en tomar medidas y establecer proporcionesatendiendo a la estructura y forma de distintas partes del cuerpo. Las que hay que analizar para determinar el tamaño ideal de las prótesis son las siguientes:

1. El tórax

En esta parte hay que tener en cuenta las medidas tanto de ancho como de alto, y la proporción entre las mismas. Igualmente hay que analizar la presencia de anomalías torácicas, como que esté hundido o en quilla.

2. La mama

De la mama tenemos que medir la anchura natural, es decir, la actual. Para calcular la anchura ideal, se mide desde el esternón hasta la línea axilar anterior (la más pegada al pecho). A continuación aparece el “Pinch test”, que mide la anchura del tejido mamario a través de una especie de calibre que pinza la mama. Con los datos anteriores calculamos la proporción ideal restando la cifra del “pinch test” a la medida de la mama ideal.

El estudio de la forma de la mama, del grado de caída y de los déficits de los polos superiores, también se hace en este punto.

3. La piel

Podemos encontrarnos con dos tipos de pieles principalmente. La piel firme y tersa, que no suele permitir implantes voluminosos. Y la piel laxa, que presenta el inconveniente de la caída si se implanta una prótesis muy pesada.

Una vez realizado este análisis es momento de decidir sobre 4 aspectos de la prótesis:

– Si el implante será redondo o anatómico

– La anchura del mismo a través de las medidas ya tomadas

– La proyección del implante en función de las proporciones que hemos recogido

– Y el volumen final de cada prótesis, momento en el que realizamos la prueba con las prótesis y el sujetador deportivo

 

En definitiva la clave está en conseguir el equilibrio perfecto entre lo que se desea conseguir y las proporciones y medidas ideales. Por lo tanto, es necesaria la buena relación médico-paciente para que a través del entendimiento, la conversación y pasar el tiempo necesario en la consulta, se consigan los resultados que buscábamos.