Cómo prevenir y combatir los resfriados en los niños

By: | Tags: | Comments: 0 | enero 4th, 2016

¿Sabías que el resfriado común es la enfermedad más frecuente del ser humano? Los más pequeños se resfrían entre tres y ocho veces al año, de hecho es el principal motivo por el que los niños faltan a clase, ya que provoca el 35% del absentismo escolar. En esta ocasión, desde la Unidad de Pediatría del Hospital Dr. Gálvez queremos mostraros los síntomas más habituales de esta enfermedad, así como algunos métodos para prevenirla y técnicas para combatirla.

Síntomas del resfriado

Siendo los primeros la inflamación de la mucosa nasal y de la región nasofaríngea, a estos les siguen otros como:

– La obstrucción nasal típica de estas patologías

– La fiebre, que va acompañada de malestar general

– Mucosa nasal o rinorrea, que primeramente aparece líquida y va espesando con el tiempo

– La inflamación en ganglios submaxiliares y cervicales

Tos irritativa, que puede perdurar durante una semana tras el inicio del resfriado

– En algunos casos aparecen síntomas digestivos como vómitos, náuseas y diarreas

Métodos para prevenir el resfriado

Sabiendo los principales síntomas, es tiempo de conocer cómo evitar esta enfermedad. Los métodos más efectivos son los siguientes:

–  Beber mucho líquido, preferiblemente agua

– Evitar los cambios bruscos en la temperatura

Lavarse regularmente las manos, que reduce la incidencia del resfriado en un 45%

– Ventilar los espacios cerrados y evitar los lugares atestados de gente, para evitar la concentración de virus

– Llevar una alimentación saludable e introducir alimentos ricos en vitamina C (mandarinas, naranjas, limones, kiwis, etc.)

– Lavar de forma frecuente los juguetes, chupetes, etc. e intentar evitar el intercambio de dichos objetos con otros niños

– Controlar en mayor medida la higiene durante la comida, la manipulación de los alimentos, etc.

Mantener los pies calientes

Técnicas para combatir el resfriado

El resfriado es una enfermedad auto limitada, es decir, que se acaba curando sola. Es por esto, que los tratamientos son sintomáticos, lo que significa que están destinados a minimizar los síntomas durante el proceso. Entre estos tratamientos, los más indicados para niños son los que siguen:

– Mantener una buena hidratación bebiendo agua y, a partir de los 5 meses de edad aproximadamente, zumos de frutas naturales.

– No es recomendable el uso de antibióticos, a excepción de que se presenten complicaciones como una bronquiolitis o una neumonía.

– Los antitérmicos (como paracetamol o ibuprofeno) están indicados si la fiebre es alta y si el niño se queja.

– Contra la tos seca e irritativa se recomiendan los antitusígenos, sin embargo, hay que tener en cuenta que la tos es un mecanismo de defensa que protege nuestras vías respiratorias.

– Los lavados nasales con suero fisiológico o agua salada son ideales para descongestionar las vías respiratorias, al menos durante un tiempo.

– Los antihistamínicos no han demostrado tener efectos beneficiosos en niños, por lo que no se recomiendan.

Humidificar el ambiente usando un vaporizador, por ejemplo, evita que se resequen las mucosas, pero no es aconsejable en niños asmáticos o con hiperactividad bronquial ya que puede provocarles alguna afección respiratoria.

 

Aunque este invierno no está siendo precisamente el más frío o lluvioso de todos los tiempos, desde el Hospital Dr. Gálvez hemos creído oportuno dar a conocer los procesos para evitar patologías tan molestas como los catarros o resfriados en los más pequeños.