Cómo prevenir la infección urinaria durante el embarazo

By: | Tags: | Comments: 0 | abril 18th, 2016

La infección urinaria es un trastorno que generalmente afecta más a la población femenina que a la masculina. Esta patología, también conocida en el argot médico como cistitis, puede aparecer durante el período de gestación. De hecho, las mujeres embarazadas son más propensas a sufrirla debido a los numerosos cambios que se producen en sus organismos durante estos nueve meses.

En el embarazo, los músculos de la vejiga y los uréteres se relajan como consecuencia de la alta segregación de progesterona. Asimismo, el aumento del tamaño del útero comprime estas partes del sistema urinario y dificulta la evacuación de la orina. La principal consecuencia es que con el paso de los meses, la embarazada va teniendo mayor dificultad para vaciar por completo la vejiga cuando orina.

La infección urinaria se produce, por tanto, porque las bacterias comienzan a almacenarse y a multiplicarse en la vejiga y en los uréteres. En caso de cistitis, el riesgo para el feto es alto, ya que la infección podría trasladarse a la sangre y afectar al embarazo de diferentes maneras: parto y contracciones prematuras, podría retardar el crecimiento intrauterino y podría multiplicar las opciones de que se rompan las membranas del útero.

Síntomas de la infección urinaria

Son muchos los síntomas que nos indicarán que estamos en proceso de sufrir una infección urinaria.

· Molestias y escozor. Generalmente, los primeros síntomas de infección urinaria son pequeñas molestias manifestadas en forma de dolor o escozor a la hora de orinar. Estas molestias también pueden producirse mientras tenemos relaciones sexuales.

· Alteraciones en la orina. La presencia de sangre, mal olor o turbiedad en la orina es otro de los síntomas típicos de la cistitis. Es por ello que en muchas ocasiones se aconseja a las embarazadas que se fijen en su orina para detectar posibles alteraciones derivadas de este tipo de patologías.

· Necesidad constante de orinar. Debido a la infección urinaria puede aumentar la frecuencia con la que vas al baño, incluso cuando tu vejiga está vacía. También puede darse la situación contraria, es decir, que tengas dificultad para orinar aunque tengas muchas ganas.

· Dolor. Otro claro síntoma de la infección urinaria es la presencia de fuertes dolores, principalmente concentrados en la parte inferior de la barriga y en la zona de la pelvis.

Cómo prevenir la cistitis

En etapas como el embarazo es especialmente importante el cuidado de la higiene para prevenir trastornos como la cistitis. Estas son algunas recomendaciones:

  • Bebe más agua de la habitual.
  • Durante las relaciones sexuales: usa lubricantes para evitar la irritación vaginal.
  • No retengas la orina. Y, al finalizar de orinar, limpia bien la vágina
  • Tras defecar, límpiate de delante hacia atrás para que los restos fecales no lleguen a la uretra.
  • No uses productos de higiene femenina que puedan irritar tu piel (especialmente la zona de la uretra).

El tratamiento más habitual para actuar contra la infección urinaria suele ser el uso de antibióticos. En el caso de que la cistitis sea continua durante el embarazo, tu médico puede recomendarte un consumo continuo de los mismos.

Aparte de los medicamentos, es importante que durante el tratamiento respetes unos hábitos alimenticios saludables, al igual que debes mantener una correcta higiene íntima.

La Unidad Neonatal de Hospital Dr. Gálvez conjuga historia, experiencia –fue   el primer hospital de Málaga en contar con una incubadora- y el cariño de       más de una veintena de especialistas que trabajan día a día para ofrecer una   atención personalizada y cercana. Confianza y seguridad son las dos               palabras clave para los padres que eligen el Hospital Dr. Gálvez como lugar     de nacimiento de sus hijos.