Cómo detectar y tratar el autismo

By: | Tags: | Comments: 0 | octubre 9th, 2014

Hoy en día, todos tenemos nociones bastante aproximadas sobre lo que es el autismo, conozcamos o no la terminología específica para explicar en qué consiste. Sin embargo, si quieres profundizar en los detalles de este tipo de trastorno generalizado del desarrollo (TGD), a continuación te resumimos algunos puntos esenciales.

¿Qué es el autismo?

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) consisten en un conjunto de alteraciones del desarrollo humano. El autismo tiene base neurológica, lo que significa que afecta al funcionamiento del cerebro. Su gravedad es diferente en cada persona.

¿Cómo detectar el autismo? ¿Cuáles son sus síntomas? 

Esta clase de trastornos se caracterizan por una serie de síntomas tipo, como la dificultad de la persona para desenvolverse en situaciones de interacción social, problemas de comunicación -tanto verbal como no verbal- o la repetición de una serie de patrones de conducta, entre otros.

El autismo se presenta en la infancia y se mantiene a lo largo de toda la vida. Muestra múltiples manifestaciones, pero no resulta fácil de identificar con precisión. Para detectar el autismo en niños y niñas pequeños, algunas conductas a observar son las siguientes:

No autorreconocimiento: en ocasiones utilizan la tercera persona para referirse a sí mismos.

Dificultades de comunicación verbal y no verbal.

Actuaciones o movimientos repetitivos y estereotipados: es habitual que repitan ciertas frases o conductas.

Falta de contacto con el entorno social: se aprecian comportamientos como evitar el contacto visual con otras personas, no responder a su nombre, e indiferencia en general hacia lo que les rodea.

Dificultad de juego social.

Carencia de empatía: para el niño autista resulta muy complicado interpretar las expresiones y sensaciones de los demás -y también las propias-.

¿Cómo tratar el autismo?

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) no tienen cura. Sin embargo, existen terapias especiales, desarrolladas para paliar sus síntomas y así lograr una mejor calidad de vida para el paciente. Lo mejor es que este tipo de tratamientos se aplique de forma individualizada, dado que no hay dos casos idénticos:

1. Terapias conductuales y de comunicación

Estos tratamientos están diseñados para aportar al niño capacidades de estructuración y organización, orientados a que desarrolle habilidades sociales y del lenguaje.

2. Tratamientos nutricionales

La intervención nutricional sobre el autismo no tiene el apoyo científico suficiente para garantizar sus efectos. Un tratamiento de este tipo puede ayudar a una persona, pero a otra no.

3. Medicación

No existe medicación para los síntomas de los Trastornos del Espectro Autista, aunque sí para algunos trastornos relacionados.

4. Tratamientos alternativos

Algunos padres y profesionales recurren a terapias alternativas para aliviar los síntomas de los TEA. Es el caso de los medicamentos biológicos o la terapia con animales, por ejemplo.

Cuando se trata de trastornos de este tipo, desde la unidad de Pediatría del Hospital Dr Gálvezrecomendamos acudir a profesionales a la hora del diagnóstico, así como para recibir el tratamiento que más se ajuste a las necesidades de cada individuo.