¿Cómo afectan los tatuajes a las cicatrices queloides?

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 30th, 2015

Muchas personas acuden a la técnica del tatuaje para tapar los restos de una herida o una intervención quirúrgica que ha dejado huella en su piel en forma de cicatriz. Realmente se trata de una solución interesante para embellecer la piel tras cualquier percance. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el proceso de tatuado es un tanto agresivo con la piel y puede tener consecuencias si se aplica sobre una cicatriz de manera no profesional.

Una de las cuestiones más habituales entre las personas que deciden tatuarse sobre una cicatriz es si es posible tapar con tinta una cicatriz queloide. Pero en primer lugar… ¿qué es una cicatriz queloide? Una cicatriz queloide es aquella que muestra un aspecto rosado y abultado en la piel. Su formación se produce debido a la creación excesiva de colágeno durante el período de cicatrización y puede derivarse de factores genéticos y de otros factores relacionados con la edad y con el sexo.

¿Puedo tatuarme sobre una cicatriz queloide?

Sí se puede hacer un tatuaje sobre una cicatriz queloide, aunque el aspecto del tatuaje no será el mismo que sobre una piel sin cicatrices: quedará una pequeña marca. También puede ocurrir que la tinta sobre una queloide muestre una tonalidad y un brillo diferente.

Personas propensas a generar cicatrices queloides

Otra cuestión muy importante es detectar si tu piel es propensa a generar este tipo de cicatrices. Cuando una persona es propensa a desarrollar cicatrices queloides, puede ocurrir que el proceso de cicatrización de su tatuaje derive en una de ellas, lo que podría generar un aspecto no deseado tras la cicatrización total del mismo.

La clave para que las personas con tendencia a desarrollar queloides se puedan tatuar sin riesgo, es contar con un tatuador cualificado que dañe lo menos posible la piel a la hora de aplicar la tinta sobre el cuerpo.