Anemia: cómo detectarla, prevenirla y combatirla a tiempo

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 20th, 2014

Como sabemos la anemia es la disminución de la producción de hemoglobina, que es la encargada del transporte de oxígeno y dióxido de carbono a través de la sangre.  Esto puede producirse por varios motivos, aunque el más común es la falta de hierro en el organismo, nutriente fundamental para la producción de hemoglobina.  El mejor método para detectarla es a través de muestras de sangre examinadas en el laboratorio, sin embargo hay algunos signos que te ayudarán a identificarlo.

Desde el Hospital Dr. Gálvez queremos compartir con vosotros las formas de identificar estos signos. En el caso de los niños, la falta de apetito, el retraso en el crecimiento, los problemas en la conducta, el color pálido de la piel y las uñas quebradizas son los principales síntomas de la anemia.

En el caso de los adultos, la anemia produce fatiga desde las primeras horas de la mañana y permanece durante todo el día, además se produce una falta de energía continua a la hora de realizar actividades de cualquier tipo, por ejemplo las tareas del hogar. Otro signo que anuncia la falta de hemoglobina es la aparición de sensación de mareo, náuseas y debilidad generalizada, y normalmente se da acompañada de fatiga. Un síntoma habitual es tener que sentarse continuamente por cansancio.

También hay algunos signos más severos que si llegamos a experimentar debemos acudir a nuestro especialista de inmediato. Son los siguientes:

  • Adormecimiento o frío en los pies
  • Piel pálida
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Dolor en el pecho
  • Disnea o sensación de falta de oxígeno
  • Alteraciones en el ritmo menstrual
  • Dolor de cabeza, vértigos, insomnio, problemas de concentración
  • Edemas o hinchazones en las piernas

Una alimentación correcta es lo más recomendado para prevenir la carencia de hemoglobina, en este sentido, los alimentos ricos en hierro son los más aconsejables y suelen acompañarse de alimentos rico en cereales, proteínas, vitaminas e hidratos de carbono que ayudan a acelerar el crecimiento en niños, y a frenar la fatiga en los adultos. Algunos de los alimentos más beneficiosos para contrarrestar la anemia son las espinacas, la avena, los alimentos de origen animal como la carne roja, el paté, el marisco o el pescado azul. También los huevos, los tomates, las legumbres en general, y frutas como la granada.

En lo que respecta al tratamiento para la anemia, la clave está en aumentar los niveles de oxígeno en la sangre, esto se consigue aumentando la proporción de glóbulos rojos o la de hemoglobina. En el caso de la anemia por falta de hierro, el tratamiento más habitual es reponerlo a través de vía oral con complementos alimenticios a base de este mineral. Para otro tipo de anemias es necesario un aporte extra de vitamina B12 y ácido fólico; y en casos más extremos es necesaria una transfusión sanguínea.

Desde el Hospital Dr. Gálvez te aconsejamos que, en cualquier caso, consultes con tu médico especialista para que te indique el tratamiento de la anemia más adecuado para tu caso particular.