8 ejercicios para mejorar la circulación sanguínea

By: | Tags: | Comments: 0 | mayo 27th, 2015

Una mala circulación sanguínea es sinónimo de hinchazón y fatiga muscular. Las principales causas de este problema tienen que ver con el sedentarismo, ya sea porque no nos movemos lo suficiente o porque pasamos muchas horas sentados a causa del trabajo. Otros factores que pueden propiciar una mala circulación son llevar una mala dieta alimenticia, fumar, beber o el estrés. A continuación, desde Hospital Dr. Gálvez te proponemos varios ejercicios para mejorar la circulación sanguínea.

Caminar

Una de las principales recomendaciones de los profesionales para mejorar la circulación sanguínea es el movimiento. Caminar es el ejercicio más sano porque activarás las fibras de todo tu cuerpo y también te aportará beneficios cardiovasculares y respiratorios.

Flexión de piernas

Este ejercicio te ayudará a mejorar la circulación de toda la parte inferior del cuerpo. Para ello debes tumbarte con la espalda apoyada en el suelo. Una vez en esa posición debes estirar las piernas y subirlas y bajarlas de forma alterna. Durante el ejercicio notarás como la sangre comienza a moverse desde los pies hasta la cintura.

Apertura de piernas

Para alternar con el ejercicio anterior otro buen movimiento para mejorar la circulación sanguínea en las piernas es el de la apertura. Debes colocarte en la misma posición, es decir, con la espalda sobre el suelo. Después, levanta las piernas y mantenlas rectas. Una vez así, sepáralas y júntalas de forma repetitiva.

Nadar

Para activar la circulación sanguínea en el tronco y en los brazos el mejor deporte es nadar. Al igual que ocurre cuando caminas, activas todas las partes de tu cuerpo y mejoras a nivel cardiorespiratorio y vascular. Además, se trata de un deporte poco lesivo.

Caminar de puntillas

Este ejercicio se puede realizar en cualquier momento del día: cuando sales del trabajo, cuando vas de compras… Al moverte de puntillas activarás la circulación de las pantorrillas y de los gemelos, uno de los músculos más importantes de las piernas.

Flexiones con los pies

Cuando estás en el trabajo y notas que las piernas se te duermen y se te hinchan a causa de que no tienes una correcta circulación sanguínea, este ejercicio te ayudará a despertarlas. Apoya los pies en el suelo. En primer lugar, levanta los talones, como si estuvieras pisando de puntillas. Después vuelve a apoyar los pies en el suelo y, esta vez, levanta las puntillas para apoyarte sobre los talones. Puedes repetir cada movimiento varias veces o realizarlos de forma alternativa. Además, se puede hacer sin necesidad de levantarse de la silla.

Brazos arriba

Para activar la circulación en los brazos puedes levantarlos y bajarlos de forma simultánea. Apoya los pies sobre el suelo y pon tus rodillas ligeramente flexionadas. Ahora, abre tus brazos en cruz y súbelos y bájalos de forma simultánea.

Movimientos de cuello

Para mejorar la circulación de la cabeza puedes hacer varios tipos de movimientos. En estos ejercicios debes fijarte en que solo se mueva el cuello y en que tus hombros, el tronco y las piernas permanezcan inmóviles. El primer movimiento que puedes hacer es de izquierda a derecha, en forma de negación. El segundo, de arriba hacia abajo, en forma de afirmación. Por último, puedes girar el cuello haciendo ligeros movimientos circulares.

Otros deportes

Aparte de estos ejercicios,  hay otra serie de deportes que te ayudarán a mejorar la circulación de las distintas partes de tu cuerpo: correr, bailar o montar en bicicleta son los más sencillos y los que más beneficios aportan.