5 recetas para combatir la hipertensión

By: | Tags: | Comments: 0 | junio 28th, 2017

La sal y la hipertensión no mantienen una buena relación. Por ello, las personas propensas a sufrir este tipo de problemas deben cuidar su dieta y la preparación de los alimentos. En estos casos, la ingesta de verduras es un potente aliado puesto que son fuente de potasio y fibra y ayudarán a expulsar líquidos. Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, desde la Unidad de Endocrinología y Nutrición hemos preparado este artículo en el que te presentamos cinco recetas que te ayudarán a combatir la hipertensión:

Habas a la menta

Para la preparación de esta receta necesitarás habas, mantequilla, menta picada, un diente de ajo y pimienta blanca.

En primer lugar debes poner las habas a cocer. Como sustitutivo de la sal puedes utilizar especias para dar más vida a tus platos. De forma paralela, derrite la mantequilla junto al ajo (cortado en pequeños trocitos) y la menta. Cuando las habas estén blandas y el ajo esté frito a tu gusto, júntalo todo y ¡disfrútalo!

Pollo con tomate

La receta del pollo entomatado, o pollo con tomate, es muy recomendable para las personas con hipertensión gracias a que esta verdura tiene un alto grado de potasio. Aparte del pollo y los tomates, necesitarás cebolla y varios dientes de ajo.

Debes empezar a preparar el pollo por un lado con un poco de ajo y, por otro, la cebolla y el tomate. Cuando la cebolla haya cogido color y el tomate se haya pochado, puedes juntarlo con el pollo en una misma cacerola. Tápalo y déjalo cocer. Puedes agregar agua o unas gotas de aceite si es necesario antes de dejar que el pollo se enfríe y repose.

Salteado de garbanzos con pollo y verduras

Un salteado es un plato agradable y refrescante para los meses de verano. Y si lo acompañamos de legumbres, una comida poco habitual durante el período estival, mejor todavía.

Para comenzar, debes poner a hervir los garbanzos. El pollo lo puedes cortar en trozos pequeños y echarlo con un poco de aceite para que coja color. Por otro lado, céntrate en pochar las verduras: pueden ser calabacín, zanahoria, brócoli… Una vez que el pollo esté dorado añádele las verduras cortadas en trozos pequeños y rehógalas junto a la carne. Cuando las verduras estén listas puedes incluirle los garbanzos y servirlo en un plato.

Patatas en escabeche

Las patatas en escabeche son otra receta refrescante en la que necesitarás huevo, ajo, cebolla y diferentes especias que quieras añadir. Corta las patatas con forma redonda y póchalas hasta que queden hechas, pero sin que se rompan ni se pongan demasiado blandas.

Posteriormente, bate los huevos y reboza las patatas en ellos. Vuelve a poner las patatas, ya rebozadas, en el aceite y dale más fuerza al fuego. Cuando hayan cogido color y estén a tu gusto, retíralas del fuego.

Por otro lado, sofríe la cebolla y el ajo con las especias (laurel, pimentón…) y viértelas sobre las patatas. Se trata de una receta fría, así que mételas en el frigorífico y déjalas enfriar antes de comértelas.

Calabacines con tomate

Esta receta, al igual que ocurre con el salteado, incluye una gran cantidad de verduras. Aparte de los calabacines y el tomate necesitarás ajo, cebolla, queso rallado, harina y perejil.

Quítale la piel a los calabacines y córtalos en forma redonda. Después, rebózalos en un poco de harina y fríelos en la sartén. Una vez fritos, apártalos.

Sobre esa misma sartén sofríe la cebolla, el ajo y los tomates. Cuando estén pasados, viértelos sobre el calabacín. Echa el queso rallado sobre las verduras y el calabacín y gratínalo en el horno durante un cuarto de hora aproximadamente.