5 consejos para prevenir la caída y la pérdida del cabello

By: | Tags: | Comments: 0 | enero 20th, 2016

El pelo resulta clave en nuestras vidas por muchos motivos, aunque desde nuestro punto de vista el principal es que realza nuestra belleza. Pero el cabello también es una parte del cuerpo muy sensible a distintos tipos de alteraciones tanto propias como externas: cambios fisiológicos, del entorno ambiental, de los hábitos de alimentación, de la práctica de deporte, etc.

En Hospital Dr. Gálvez hemos desarrollado una nueva unidad de Dermatología Capilar y Trasplante Capilaren la que ponemos a tu disposición una serie de técnicas diferentes para conseguir el aspecto que deseas en tu cabello, o para recuperar tu cantidad de pelo original. Además, usamos las técnicas más novedosas del sector, que se llevan a cabo a través de un proceso muy sencillo y nada invasivo para sus usuarios.

Todos nos damos cuenta de ese momento en el que nuestro pelo comienza caerse, a perder fuerza, brillo y calidad en general. Desde Hospital Dr. Gálvez, no queremos que llegues a darte cuenta de la caída y debilitamiento del cabello. Por eso, te hemos preparado cinco consejos para prevenir su caída y su pérdida:

  1. Evita el uso del secador. El secado natural es el método más beneficioso para el cuidado del pelo, mientras que los dispositivos que usan calor (secadores, planchas, rizadores, cepillos alisadores, etc.) pueden dañar el cuero cabelludo.
  2. Reduce el uso de tintes y decolorantes. El uso repetido de estos productos debilita y daña el cabello. En el caso de los tintos, no se deben utilizar más de 1 vez al mes, y lo ideal es aplicar un acondicionador después de haberlo usado.
  1. No te hagas peinados muy tirantes. Las colas de caballo, las trenzas, las trenzas africanas cosidas (o pegadas), etc. Pueden producir la caída del cabello si se hacen realizan los días.
  2. Cuida tu cabello. Lávalo con regularidad usando un champú adecuado para tu tipo de cabello; usa un buen cepillo hecho de fibras naturales y cepíllate siempre desde la parte inferior hacia afuera; prueba un masaje en tu cuero cabelludo; acude a revisión para un diagnóstico acertado.
  3. Mantén una buena alimentación. Sigue una dieta equilibrada y saludable; consume alimentos ricos en hierro: carne roja, pollo, pescado, brócoli, espinaca, etc.; persigue a las vitaminas B C y D, presente en mariscos, carne de aves, lácteos, lentejas, frutos secos, pan integral, frutas cítricas, verduras de hoja verde, ensalada, tomates, fresas, etc.; También debes consumir ácidos grasos de omega-3, que están en alimentos como el atún, el salmón, la caballa, las semillas de calabaza o las nueces; Por último, come alimentos ricos en biotina, como los granos enteros, el hígado, la clara de huevo, la harina de soya, las nueces y la levadura.

Aunque todas estas técnicas han demostrado que previenen la caída y el debilitamiento del pelo, es importante acudir a la consulta de un especialista en dermatología capilar para que emita un diagnóstico certero sobre tu caso particular. Porque, aunque los síntomas pueden ser evidentes, es importante contar con la opinión de un experto.

Siguiendo esta línea, es muy importante saber en qué momento esta patología puede ser un síntoma de un problema médico más grave, en cuyo caso debes consultar a tu médico de confianza tan pronto como sea posible.