4 consejos para portear a tu bebé con seguridad

By: | Tags: | Comments: 0 | febrero 23rd, 2016

Más que un accesorio para facilitar el transporte de tu pequeño, el portabebés es un instrumento capaz de aportar numerosos beneficios al cuidado de tu bebé. Además, la práctica del porteo contribuye a reforzar el vínculo entre padres e hijos.

La maternidad y el cuidado de los recién nacidos son uno de nuestros fuertes en el Hospital Dr Gálvez. Hoy, nuestros expertos te recomiendan las mejores técnicas para portear a tu bebé con total seguridad y comodidad.

¿Qué ventajas tiene el porteo?

Este método, en alza durante los últimos años, os beneficia tanto a ti como a tu pequeño. Desde nuestra área de salud infantil te explicamos las virtudes del porteo.

En el caso de la mamá, el porteo no solo te facilita una mayor comodidad y libertad de movimiento, al dejar tus brazos libres, sino que también fomenta la lactancia. Esto se debe a que el contacto físico constante entre madre e hijo estimula la producción de leche. Por otro lado, el uso correcto del portabebés evita que tu espalda sufra a causa del peso.

La cercanía entre padres e hijo también mejora la calidad de vida de tu bebé, al aportarle una gran sensación de seguridad y confianza. Su cómoda postura, dentro del portabebés, contribuye al correcto desarrollo de su columna vertebral.  Además, el porteo ayuda a regular su temperatura corporal y su ritmo respiratorio.

En general, si practicas esta técnica notarás que tu pequeño se siente más relajado, llora menos y duerme mejor.

¿Cómo portear a tu bebé con toda seguridad?

Si vas a utilizar un portabebés por primera vez, es conveniente que tomes nota de estos 4 sencillos consejos.

1. Cuida su postura

Para portear a tu bebé en posición erguida, cuida que siempre esté sentado sobre el culete. Puedes mantener esta postura, muy cómoda para el pequeño, colocándolo siempre mirando hacia ti (nunca hacia fuera). De esta manera, el peso se reparte correctamente.

2. Posición de la cabeza

La protección de la cabeza tiene mayor relevancia en el caso de los recién nacidos, que aún no la sostienen solos. En este caso, utiliza un portabebés que sujete y cubra esta zona con seguridad.

3. Evita las temperaturas elevadas

Protegerte del exceso de calor es conveniente para mantener a tu bebé fresco y cómodo. Evita salir a la calle a las horas de altas temperaturas, y trata de utilizar portabebés de tejidos naturales, como algodón o lino, que previenen la sudoración y son transpirables.

4. Actitud de calma y relajación

El porteo de bebés es una técnica completamente natural entre los seres humanos. Para que esta nueva experiencia sea positiva, lo mejor es que tanto tú como tu pequeño estéis calmados. Por ello, te recomendamos buscar un entorno tranquilo antes de comenzar.

La primera vez que utilices el portabebés, asegúrate de que las necesidades de tu bebé estén cubiertas (cambiado, comido, descansado). De esta manera, evitarás posibles complicaciones que puedan estropear el momento.

Esperamos que nuestros consejos te ayuden a iniciarte en la fantástica técnica del porteo. Recuerda que, si tienes alguna duda sobre el cuidado de tu bebé, siempre puedes consultar con tu pediatra de confianza.